Inicio > Artículos > Peraltismo y después

Peraltismo y después

A las patadas con la camporaEl resultado de las últimas internas justicialistas signó la política provincial con una verdad incontrastable: a instancias del desconcierto de un kirchnerismo a la deriva, finalmente nació el peraltismo en Santa Cruz. Primer incidente político de relevancia en la era poskirchnerista.

Aunque solo se trate del primer round de una pelea cuyos capítulos principales se van a jugar en las próximas legislativas en sus dos turnos, las PASO y las generales. Por lo pronto Peralta se aseguró la potestad de participar con candidatos partidarios y de decidir quienes ocuparán las listas del PJ. Atrás quedó aquel 2011 cuando el dedo presidencial digitó cada uno de los nombres que llegaron a ocupar los cargos legislativos nacionales y provinciales.

Luego del burdo e infructuoso operativo montado por el gobierno nacional para despegar al cristinismo y la campora de la derrota a manos del “pejotismo”, las caras visibles del fracaso -fundamentalmente candidatos e intendentes –no así La Cámpora que activó la elección desde la clandestinidad- lejos de la autocrítica solo se dedicaron a producir declaraciones virulentas, teñidas de rencor, y hasta risibles: “Lo alarmante es la poca participación del afiliado” señaló el Intendente de Las Heras Teodoro Camino desconociendo u ocultando que hacía 20 años que el PJ no realizaba internas, y olvidando que fue él, en su propio pueblo, uno de los principales derrotados. 

El nuevo escenario que se le presenta al partido del gobierno que mal que les pese a ambos incluye a peraltistas y kirchneristas aparece ahora un tanto mas despejado.

Muestra por un lado a Daniel Peralta maniobrando a sus anchas desde el PJ, y por el otro el kirchnerismo confundido y asustado debatiendose entre negociar con el pejotismo la integración de las listas, o “jugar por afuera” con sus muletos, Partido de la Victoria, Kolina, o Unidos y Organizados.

El fantasma de la derrota en las legislativas del 2009 sobrevuela las cabezas del kircherismo, sobre todo después del fatídico 31/03, cuando comprobaron en carne propia que nada ni nadie les garantiza hoy un triunfo por portación de apellido o pertenencia K, ya no hay aparato ni bendición presidencial que valga.

La pelota ahora está en el campo de ellos” sostienen desde el peraltismo, “pueden presentarse por su lado pero corren el riesgo de salir terceros y no meter ningún diputado” especulan. En Santa Cruz están en juego 3 bancas a la cámara baja.

De todos modos el triunfo partidario del gobernador Peralta si bien lo oxigena puertas adentro del PJ  no le garantiza gobernabilidad, al menos hasta que sus adversarios internos no se lo hagan saber. 

EL mandatario necesita como el agua que la Cámara le apruebe el paquete de leyes mineras e impositivas que envió a la legislatura en 2012 para financiar el presupuesto, y que los legisladores que responden al gobierno nacional le negaron sistemáticamente.

Es en la Cámara de diputados donde el camporismo se hace fuerte, y desde donde pondrá en evidencia ante la sociedad si el resultado de la interna fue un dato menor,  “se le está dando una dimensión desproporcionada” impostó el diputado Gomez Bull, o le  produjo una herida que no cerrará hasta conseguir por otras vías lo que no obtuvieron en las urnas:  vencer a un gobernador a quien desean quitarse de encima caiga quien caiga. 

Anuncios
Categorías:Artículos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s